Logo
Imprimir esta página

FORMACIÓN INTEGRAL PARA UNA SEXUALIDAD RESPONSABLE. BREVE RESEÑA DEL PROGRAMA ESI-CTERA

La CTERA, nucleada en la Central de Trabajadores/as de la Argentina, CTA, y en el marco de la Internacional de la Educación para América Latina y el Caribe, IEAL, viene desarrollando desde hace más de 16 años políticas de promoción y prevención en el marco de los Derechos Humanos, basados en el derecho social a la salud, el derecho social a la educación y el derecho de todo sujeto a no ser discriminado. Tras más de una década de promover y desarrollar políticas de prevención de VIH-Sida, CTERA continuó fortaleciendo su trabajo nacional y proyectando sus experiencias a nivel de la región de América Latina y el Caribe. Desde sus comienzos esta decisión política fue enmarcada fuertemente en el Proyecto Ejercicio de la Ciudadanía con Perspectiva de Género e Identidad Sindical.

La prevención de VIH/ sida está incluida en la política gremial por considerarla una problemática social, política y económica ligada fuertemente a la discriminación. Desde el año 2006, con la incorporación de nuestra organización al Proyecto Educación para Todos/as y Prevención de VIH/sida, en el marco de la IEAL, CTERA es un referente para las organizaciones de la región, definiéndose la relevancia de que conduzca políticas de cooperación sur sur a través de talleres políticos, gremiales y pedagógicos que logren, por un lado, la decisión política de incluir la temática en la política gremial de cada una de las organizaciones sindicales y, por el otro, de incidir en políticas públicas. En el marco de la Cooperación Sur-Sur, se realizaron talleres en Tegucigalpa, Honduras, en Lima, Perú, en San José de Costa Rica y en las ciudades de Bogotá, Medellín y Cartagena de Colombia.

Durante el año 2009 y dada la necesidad de lograr, en una primera instancia, una sensibilización con respecto a la profundización de políticas gremiales y pedagógicas vinculadas a la formación y capacitación docente, se pone en marcha el Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI), destinado a contribuir a la formación de las/os trabajadoras/es de la Educación en esta materia. Desde entonces, el Equipo Nacional de ESI de CTERA desarrolló 60 jornadas de trabajo en todo el país, dirigidas a docentes de todos los niveles y modalidades para empoderar a cada educador/a para el diseño de estrategias pedagógicas y didácticas acertadas, en Educación Sexual Integral con Perspectiva de Género.

Con la sanción de la Ley Nacional de Educación Sexual Integral Nº 26.150/06, se establece el "derecho de todos los educandos a recibir educación sexual integral, en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada de las jurisdicciones nacional, provincial y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Municipal" en todos los niveles y modalidades del sistema educativo, entendiéndose como educación sexual integral la que articula aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos, superando de esta forma el concepto que la asimila a la genitalidad.

En el 2008, El Consejo Federal de Educación, aprueba los Lineamientos Curriculares para la Educación Sexual Integral que direccionan el diseño de estrategias pedagógicas y didácticas en Educación Sexual Integral, incorporando la perspectiva de género, el enfoque integral de la educación sexual, la promoción de la salud y la consideración de las personas como sujetos de derecho.

Dichos lineamientos, definen el piso común de los contenidos curriculares válidos para todos los niveles y modalidades del sistema educativo, todas las escuelas y todas las jurisdicciones del país. Cada ministerio podrá adaptarlos, según su realidad cultural y social, respetando los propósitos y objetivos comunes establecidos por la ley. Los lineamientos propuestos plantean dos modalidades que habilitan espacios posibles para el trabajo de la ESI en la escuela priorizando el transversal, especialmente en los Niveles Inicial y Primario y la posibilidad de crear espacios específicos para los Niveles Medio y Superior.

La Ley Nacional de ESI promueve el ingreso explícito del tema en las escuelas, abordando la temática desde una perspectiva integral, científica y laica, brindando de esta manera la posibilidad de legitimar acciones que las/los docentes venían realizando, pero sin desconocer que la educación sexual ha estado presente históricamente en las escuelas de manera implícita, como parte del currículum oculto, en el marco de los procesos de socialización profesional de las y los docentes, así como en sus propias trayectorias educativas.

La CTERA, desde el Programa Nacional de ESI, apunta a la construcción colectiva de estrategias de intervención, promoviendo la construcción de un objeto de enseñanza integrado y multifacético, sin miradas ingenuas, apuntando a generar compromisos políticos, gremiales y pedagógicos, en el marco de una escuela distribuidora de conocimientos y como espacio de intervención política. Se enfatiza la multidimensionalidad de la sexualidad y su carácter de constructo histórico-social, promoviendo que el ámbito escolar se constituya en un espacio crítico hacia los estereotipos sobre lo femenino y lo masculino, reivindicando el protagonismo de las y los docentes como garantes del derecho de niñas, niños y adolescentes a recibir Educación Sexual Integral y su responsabilidad en la promoción y prevención de la salud.

Las jornadas incorporan la sexualidad desde una mirada enmarcada en los Derechos Humanos, los derechos de los/as niños, niñas y jóvenes y con la idea de la educación como derecho social, enfatizando la importancia que éstos tienen en la constitución de las personas como sujetos de derecho.

El abordaje es a través de la modalidad de talleres participativos con el objetivo de dar lugar a las voces, miedos, fantasmas y limitaciones que las/os docentes enfrentan a la hora de incorporar la ESI. En los talleres de formación está presente el avance en políticas públicas en nuestro país, en la cual CTERA incidió para la sanción de leyes como: La ley Nº 25.673/02 Salud Sexual y Procreación Responsable, Ley Nº 26.150/06 Programa Nacional de Educación Sexual Integral, la Ley Nº 26.206/06 Educación Nacional, la Ley 26.061/05 Protección Integral de los Derechos de los Niños/as y Adolescentes, la Ley 26.618/2010 Matrimonio Civil, Ley 26.743/2012 Identidad de Género, entre otras.

En particular se pone énfasis en la mirada crítica hacia valores e ideologías que instalan relaciones de poder y desigualdades totalmente "naturalizadas" entre varones y mujeres y que discriminan a las personas no heterosexuales. La ESI contribuye a la prevención de enfermedades de transmisión sexual, el embarazo adolescente, el abuso y explotación sexual, la trata de personas y la violencia de género. La nueva ley de Educación Nacional Nº 26.206 incorpora a la ESI como uno de los ejes de los lineamientos curriculares, promoviendo conocimientos y valores que fortalezcan la formación integral de una sexualidad responsable.

Todo este entramado de normas situán a la escuela en un lugar privilegiado para proporcionar la información y la reflexión necesarias para aportar a la construcción de una sexualidad responsable, plena, saludable, libre de violencias, miedos y culpas, segura y gozosa, en done el afecto, el placer y la decisión responsable sean componentes para el respeto de sí mismo/a, en pos de una sociedad igualitaria y justa.

Artículos relacionados (por etiqueta)