Menu

Facebook

 

 

Columna Editorial. Marzo 2020

Columna Editorial. Marzo 2020

"EVALUAR SI, ESTANDARIZAR NO"

La evaluación es una dimensión constitutiva del trabajo docente, y la docencia realiza procesos de evaluación desde el mismo origen del sistema educativo.

Las y los trabajadores de la educación no nos negamos a evaluar, lo que cuestionamos seriamente son esos tipos de evaluación que se reducen a pruebas estandarizadas que se aplican para elaborar rankings que luego son utilizados para favorecer y justificar los procesos de estigmatización de la escuela pública y el consecuente avance de la privatización y mercantilización de la educación.

Existen sobradas muestras de que estos tipos de operativos poco han contribuido con el mejoramiento de los procesos de enseñanza y de aprendizaje en los distintos países. Por el contrario, han dado claras muestras de una total inconsistencia con las distintas realidades educativas nacionales y sólo han contribuido con la estigmatización y discriminación de los sistemas educativos de los países participantes y la culpabilización de los docentes y los estudiantes frente a los supuestos “fracasos” escolares. Más aún, en algunos casos dan resultados que invisibilizan los verdaderos problemas que hoy más afectan a nuestras sociedades, como en Chile, por ejemplo, que es el país de Latinoamérica que “mejores” resultados obtiene en las pruebas PISA, pero que tiene una de las sociedades con mayores niveles de desigualdad social.

“Evaluar”, desde nuestra perspectiva, es algo muy distinto a lo que se pretende imponer a escala global desde la OCDE a través de las pruebas PISA. Este tipo de pruebas estandarizadas son un instrumento de control y selección que está en manos de una empresa privada (Pearson) dedicada a hacer de la educación un negocio a escala global; y lo que busca la OCDE es imponer en todo el mundo una lógica educativa basada en los principios empresariales y en los valores del mercado en clave meritocrática.

Desde CTERA apelamos a la construcción de otro sistema de evaluación constituido por diversos dispositivos e instrumentos para la generación de información sobre la situación del sistema educativo, a los efectos dar cuenta de la complejidad del mismo, de lo general y lo particular, y de los principales problemas y situaciones que necesitan ser resueltas, analizadas, mejoradas e, incluso, cambiadas. Es decir, una evaluación integral, formativa, no punitiva y organizada con criterios pedagógicos no mercantilistas.

Miguel Duhalde

Sec. Educación - CTERA

volver arriba